Martes, 18 Diciembre 2018

Mitos y verdades sobre la ESI

Analizar la Ley 26.150 nos permite entender qué es y cómo se implementa la Educación Sexual Integral.

“Con mis hijos no te metas” es la frase que caracteriza a los grupos que militan en contra de la implementación de Educación Sexual Integral en las escuelas, un lema que va a acompañado de los colores rosa y celeste con una línea divisoria en el medio, cuyo mensaje latente es la existencia de sólo dos géneros; varón y mujer.

Desde estos movimientos han difundido mentiras sobre los alcances de la educación sexual integral en las escuelas, amenazando con que la ley influiría en la identidad de las personas, promovería las relaciones sexuales entre adolescentes y, hasta, le enseñarían a masturbarse. Es por eso que analizar la Ley 26.150 nos permite poner un “manto de luz” sobre los mitos que andan dando vuelta en relación a la implementación de la ESI.

Prejuicio N° 1: “Le van a enseñar cómo tener sexo y a masturbarse a los niños”

La ESI abarca la sexualidad desde los aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos. Brinda información científica y veraz acorde a cada edad. Los contenidos pedagógicos no hablan de prácticas sexuales, sino que entienden a la sexualidad como la expresión en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.

Prejuicio N° 2: “Deben pedir autorización a los padres para trabajar ESI, sino vulneran la patria potestad”

La Ley Nacional de Educación Sexual Integral N° 26.150 es un derecho para las chicas y los chicos. Sus contenidos son aprobados por el Consejo Federal de Educación. Por ley no es necesario pedir autorización para trabajar contenidos aprobados por el CFE, de ningún área o disciplina, como ser lengua, matemáticas o contenidos de ESI. Las familias tienen derecho a participar e informarse.

Prejuicio N° 3: “La ESI promueve la estimulación sexual temprana”

En la Educación Inicial y Primaria, los contenidos de ESI buscan desarrollar habilidades para prevenir y denunciar el abuso sexual en la infancia. Entre los contenidos curriculares para el nivel Inicial, por ejemplo, se enseña a DECIR NO y a pedir ayuda cuando un contacto físico con otra persona incomoda o molesta.

Prejuicio N° 4: “La ESI adoctrina en ideología de género”

En principio, no es una ideología sino una perspectiva basada en la igualdad de oportunidades tanto para varones como para mujeres, pensando en la forma en que nos relacionamos en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Es un enfoque con una mirada vincular e integral sobre las personas.

Los contenidos de la ESI que abordan la perspectiva de género se basan en Tratados y Convenciones internacionales de Derechos Humanos.

Prejuicio N° 5: “La ESI promueve la homosexualidad”

La ESI propone aprendizajes vinculados al respeto por la diversidad sexual y el rechazo por todas las formas de discriminación. Ningún contenido pedagógico de la ESI promueve una orientación sexual específica.

Prejuicio N° 6: “Quieren implementar la ESI para hablar de aborto”

La Ley de ESI se aprobó en el año 2006. Los materiales pedagógicos son públicos y están disponibles. Al ser una ley nacional, toda la docencia tiene la obligación y la oportunidad de sus contenidos, que están sostenidos en marcos legales que buscan garantizar los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Prejuicio N° 7: “El cuidado y la enseñanza de mi hijo me corresponde a mí, para eso soy su padre”

Oponerse a la ESI significa impedir que sus hijos/as (niños, niñas, adolescentes y jóvenes) accedan a un derecho reconocido por el Congreso Nacional y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, que en nuestro país se plasman a través de la Constitución Nacional y el Código Civil, reconociendo a las infancias y adolescencias como sujetos de derechos. 

La patria potestad fue reemplazada por el término “responsabilidad parental”, conjunto de facultades y deberes que los/las adultos/as tienen para satisfacer el interés superior de niñas, niños y adolescentes. En este sentido, podemos preguntarnos dónde terminan los derechos de los/las adultos/as y dónde empiezan los de las niñas, niños y adolescentes.

Hay una nueva forma de informarse. Una manera rápida, atractiva, dinámica y fácil.
La información que buscás adaptada a cada plataforma, para que puedas acceder estés donde estés.
Bienvenidos al nuevo medio de comunicación. Bienvenidos a Las Rosas Hoy.