Viernes, 17 Noviembre 2017

"Creemos que los niños son nuestro futuro y solo buscamos su felicidad"

Cuando eran chicos concurrieron al CAF. Aquella experiencia de vida y el vínculo que ambos supieron construir hoy se reedita en el seno de la Asociación Cooperadora.

Ariel Pérez para Las Rosas Hoy

Pablo Suárez y Luis González compartieron su infancia en el Centro de acción Familiar N°8 de Las Rosas, después que la crisis económica de fines de los años ochenta restara oportunidades a sus familias. "La situación en mi casa era realmente difícil porque el único ingreso económico provenía del trabajo de mi viejo", contó Pablo Suárez, quien entró al CAF junto a sus hermanos a principios de los '90 para aliviar la realidad de una familia constituida por doce miembros.

En 1989 y con apenas siete años, Luis González también ingresó al CAF junto a sus hermanos y asistió a la institución hasta finalizar la educación primaria que cursaba en la vecina escuela N° 196 Ignacio Crespo. "En esa época nos mudamos desde el campo ‘El Rafango’ a la ciudad, pero mi viejo estaba complicado porque no conseguía trabajo estable y entonces empezamos a asistir al CAF", relató Luis.

Pablo Suárez, Luis González y Fernando Táccari. Vocal, vicepresidente y presidente de la asociación Cooperadora del CAF, respectivamente.

"Cuando me ofrecieron integrar la cooperadora del CAF ni lo dudé, porque es devolver un granito de arena de lo que esta institución me brindó. Voy a seguir adelante para que el CAF crezca y los chicos tengan todo lo necesario", confesó Pablo. Por su parte, Luis explicó que empezó colaborando desde afuera, cuando unos años atrás se enteró de las necesidades que tenía el CAF y, junto a sus compañeros metalúrgicos, organizaron una colecta mensual. “A partir de entonces, ya interiorizado de la realidad de este lugar, me incorporé a la Cooperadora apenas llegó el ofrecimiento", agregó.

 

"Estamos acá para llevar el CAF adelante, porque creemos que los niños son nuestro futuro y solo buscamos su felicidad, que en definitiva también es la nuestra. Por eso, sería lindo que un día nos encontremos todos, de nuevo, adentro del CAF". 

 

Entre risas y ojos brillosos, afloran los recuerdos y emergen las amistades. "No es casualidad que hoy nos juntemos a comer un asado y de un total de diez o doce, ocho pasamos por aquí", dice Pablo, antes que Luis agregue: "Nos ofrecieron mucho más que un plato de comida, fue una educación integral. Los viajes, los juegos durante las fiestas del día del niño o algún que otro simple regalito cambiaron nuestra infancia".

Hay una nueva forma de informarse. Una manera rápida, atractiva, dinámica y fácil.
La información que buscás adaptada a cada plataforma, para que puedas acceder estés donde estés.
Bienvenidos al nuevo medio de comunicación. Bienvenidos a Las Rosas Hoy.