Sábado, 04 Abril 2020

Toque de queda

El siguiente artículo no pretende generar psicosis o caos, sino que busca concientizar sobre la real dimensión del Coronavirus. ¿Necesitamos una medida extrema para entender la importancia del aislamiento social?

“El coronavirus está yendo hacia a vos. Lo está haciendo a velocidad exponencial: primero gradualmente y luego repentinamente. Es cuestión de días. Quizás una semana o dos. Cuando llegue, tu sistema sanitario estará saturado. La gente tendrá que ser atendida en los pasillos. El personal sanitario estará agotado. Algunos de ellos contagiados, otros morirán. Tendrán que decidir qué pacientes reciben el oxígeno y cuáles dejan morir. La única manera de prevenir esto es el aislamiento social hoy. No mañana. Hoy. Esto significa mantener a cuanta más gente posible en casa, desde ya. Como político, empresario o representante de tu comunidad, tienes el poder y la responsabilidad de prevenir esta catástrofe”. (Tomas Pueyo. “Coronavirus: Por qué debes actuar ahora”).

La noche del miércoles 18 de marzo se conoció el tercer fallecimiento por Coronavirus en Argentina y, unas horas antes, el ascenso a 97 casos oficiales de personas infectadas. El primer registro fue el 3 de marzo, sólo 15 días antes, pero aún – como sociedad – no dimensionamos la magnitud de la pandemia.

Se suspendieron las clases y cerraron las fronteras, se otorgó licencia a mayores de 60 años, personas embarazadas y con condiciones de riesgo, se obliga a realizar cuarentena a quienes llegan desde el exterior, se tomaron medidas sociales y económicas para hacer frente al combo “crisis + coronavirus”, se prohibió la circulación de ómnibus, trenes y aviones durante el fin de semana largo, se cerraron bares y gimnasios, se van a sumar 560 camas en ocho hospitales modulares y, con el correr de los días, las medidas del gobierno van a incrementar. Sin embargo, la población es reticente a cumplir con el aislamiento social.

Como consecuencia de la colonización, somos eurocentristas. Entonces, tal vez sea necesario citar a la canciller alemana Angela Merkel, quien en un discurso televisado pidió respetar las restricciones con la siguiente frase: “Desde la Segunda Guerra Mundial no hemos tenido un desafío para nuestro país que dependa tanto de nuestra acción conjunta y solidaria”.

Es positivo que el gobierno argentino haya tomado las medidas necesarias para alargar en el tiempo la curva de contagios y, lograr así, que no colapse el sistema de salud. “Los casos van a seguir aumentando. No obstante, al cortar la circulación masiva de gente por las calles, la curva ascendente podrá aplanarse y distribuirse mejor en el tiempo. No me preocupa el número total porque sé que el 80% serán leves, sino en qué lapsos se producen los brotes. Si no hacemos caso a las medidas de aislamiento, el sistema no responderá. No es un tema de Argentina por ser un país subdesarrollado o poco preparado, sino que cualquiera, en condiciones de pandemia, estalla", explicó Florencia Cahn, médica infectóloga y presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología en un artículo de Página|12.

Existen posibilidades de que el contagio se produzca durante el período de incubación del virus, momento donde no se producen los síntomas todavía y el cual no queda registrado en las cifras oficiales. En el artículo citado al inicio, Tomás Pueyo plantea que no sabemos el número de casos verdaderos de personas con coronavirus, pero que es mucho más alto que el oficial.

Para llegar a esa conclusión, Pueyo relevó los datos de los diferentes países con Coronavirus. Wuhan, por ejemplo, donde se originó la pandemia, el 22 de enero tenía 444 casos oficiales y cerca de 12 mil casos verdaderos, 27 veces más de lo contabilizado.

La única forma de aplanar la curva es a través del distanciamiento social, el objetivo al que conducen todas las medidas de gobierno hasta el momento, pero a las cuales hacemos caso omiso. Tenemos que entender que todos los días que no hay distanciamiento social, el número de personas infectadas crece exponencialmente.

Laureano S. Medina

Hay una nueva forma de informarse. Una manera rápida, atractiva, dinámica y fácil.
La información que buscás adaptada a cada plataforma, para que puedas acceder estés donde estés.
Bienvenidos al nuevo medio de comunicación. Bienvenidos a Las Rosas Hoy.